La importancia de contar con la colaboración del cliente en su domicilio para obtener buenos resultados es esencial. Pero conseguirlo puede resultar una labor algo más complicada, en especial cuando se trata de un cliente que nunca nos ha comprado nada. “No sé vender” suele ser una fase habitual, y mientras tanto las oportunidades van pasando a nuestro alrededor. Porque una cosa es cierta: todos nuestros clientes consumen productos de cosmética en su casa. ¿Y por qué no nos lo compran a nosotras?
Vender aunque sea un producto más al día puede representar una mejora importante en nuestro negocio, y debemos prepararnos para eso.
Tras la primera entrega de “Semillas para vender”, inauguramos una segunda fase en la que podrás encontrar interesantes consejos para mejorar tus resultados y conseguir que tus clientes compren tus productos. Podrás encontrarlos periódicamente a través de nuestra página de facebook.

¡¡Síguenos!!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page